martes, 22 de septiembre de 2009

Agilidad mental

Hoy toca agilidad mental, que estamos entrando en unas edades muy peligrosas y siempre viene bien ejercitar la pocas neuronas que nos quedan .
Bueno pues ahí va el problema en cuestión:
A unos niños de Preescolar le hicieron la siguiente pregunta:
¿En qué dirección está viajando el autobús que se muestra abajo?





Mirad cuidadosamente el dibujo. ¿Sabeís la respuesta?


P.D. - Deciros que los peques de 3 años acertaron a la primera y con una explicación de lo más lógica. Yo para ser sincero me volví chiflau, y al ver la respuesta correcta me sentí un poco, que digo un poco, gilipollas perdido. Espero que no os pase lo mismo

6 comentarios:

jota1269 dijo...

la respuesta facíl, esta parao. Si es despues de unas sidras, va de lao jajaja

Ana dijo...

La respuesta es que el autobús va hacia la izquierda, porque no se ve la puerta ;-).

Saludos.

Ana.

david dijo...

Muy bien Ana, como se nota la neurona de más que tenéis les muyeres, je, je.
A ver si la semana que viene quedamos, que esta entre los mocos de la peque y otras liadas varias se nos ha hecho imposible.
Un saludo

trasgugrao dijo...

que cojones la puerta si los buses tienen al menos 2 (1 a cada lau) una pa subir la xente y otra pa subir el "condutor".. o ye que éste sube tamien por donde la xente... vamos que a mi no me la dais...
...que vuelva el zamploñu..
(aunque la labor de david ye encomiable...)

Anónimo dijo...

Pues mirando la respuesta de trasgugrao, lleva razón. Más bien parece que el dibujo lo hizo un guaje de 3 años. Pero lo triste es que debió de hacerlo algún "psicólogo" de estos listos ;-). Debe de ser un autobús futurista, sin conductor (por eso no tiene la puerta del lado que se ve). Jajaja... hay que ver para cuánto puede dar un garabato. Salud!!

Ana.

PD: David, dale a Paula un requemau de esos de Piloña y que se mejore ya, que quiero verla.

david dijo...

Joer, pues teneis razon, la hostia. Menudo acertijo de mierda que os he puesto, y yo pensando que habia descubierto la polvora.Pal proximo prometo esmerarme más.